Hay cervezas específicas que combinan mejor con cada temporada. Las lager son más frescas, para esos días en los que el calor aprieta y quieres pegar un trago largo para saciar tu sed.

Las cervezas consumidas en otoño suelen tener características distintas a las más frescas del verano:

  • Sabor y Cuerpo: Las cervezas de otoño tienden a ser más robustas y con sabores más intensos. Pueden tener notas a malta tostada, caramelo, especias y a menudo son más ricas y complejas en sabor.
  • Alcohol: Las cervezas de otoño tienden a tener un mayor contenido de alcohol en comparación con las cervezas de verano, lo que las hace más reconfortantes en climas más fríos.
  • Color: Por lo general, las cervezas de otoño son más oscuras en color, como ámbar, marrón o incluso negras, en contraste con las cervezas de verano que suelen ser más claras y doradas.
  • Estilos: Los estilos de cerveza asociados con el otoño incluyen las cervezas de calabaza (Pumpkin Ales), las cervezas de Oktoberfest, las Porter y las Stout.

Cervezas de otoño Grupo Damm

Cada uno puede tomar la cerveza que le guste sea verano, sea otoño o invierno, pero por lo general, las cervezas de verano suelen ser más frescas, con menos graduación y más ligeras que otras. Las cervezas del grupo damm que cuando comienza el frío puedes beber son;

  • Equilater, una Imperial Stout Intensa, envejecida en barrica de castaño del Montseny y con un toque mediterráneo que le otorgan los higo y el hinojo.
  • Nuestra clásica Voll Damm que no hace falta presentar. Doble Malta, una cerveza con mucho más cuerpo y graduación alcohólica
  • Daura Marzen, doble malta sin gluten. Notas tostadas, fruta seca, recuerdos herbáceos y un toque a piel de naranja.
  • Bock Damm cerveza negra con tres tipos de malta diferentes.

 

Las cervezas de otoño se caracterizan por ser más ricas, oscuras y con sabores intensos, diseñadas para complementar los climas más frescos y las comidas más sustanciosas de la temporada, en contraste con las cervezas más ligeras y refrescantes del verano.