Hace un año escribíamos en este mismo blog un artículo donde hablábamos de que el 2019 había sido el mejor año para nosotros. Tras 14 años de andadura, habíamos conseguido hacernos un gran hueco y laboralmente éramos más fuertes gracias a todos vosotros.

Este ha sido el año de nuestro 15 aniversario y ni siquiera nos hemos acordado…

Un año para aprender

Este año nos ha enseñado que somos vulnerables ante cuestiones que no podemos controlar, que no están en nuestras manos. Agentes externos a nosotros y a nuestras empresas han hecho darle la vuelta a una tendencia al alza en todos los sentidos. Aun así, como la vida va de eso, de tirar para adelante, nosotros sobre todo nos quedamos con todas esas cosas que sí podemos controlar. Podemos controlar el trabajo, podemos controlar la relación con nuestros clientes, podemos controlar el esfuerzo y sobre todo podemos controlar nuestro afán de superación. Y no queda otra.

Nuestro mejor valor, vosotros

Este año podemos decir que hemos contado con la confianza de nuevo de muchos de vosotros. Gente humilde, trabajadora, gente que da lo mejor de sí misma para tratar a sus propios clientes como su familia. Pequeños negocios a los que este año les ha costado sudor y muchas lágrimas levantar la persiana cuando han podido hacerlo, pero sobre todo les ha costado muchas lágrimas, tener que echarla. Trabajadores y trabajadoras incansables que ponen siempre una buena sonrisa a pesar de las circunstancias. A todos os ponemos nombres y apellidos porque ya sois parte de nuestra empresa. 2021 te estamos esperando